5 tipos de cierres de ventas y cómo utilizarlos en estética

Cuando se trata de ventas, el cierre lo es todo. No importa lo persuasivo que sea tu discurso o lo impresionantes que sean tus productos, nada de eso importa si no puedes cerrar la venta. Afortunadamente, hay una gran variedad de técnicas de cierre que puedes utilizar para ayudarte a cerrar la venta. En esta entrada del blog, hablaremos de cinco tipos de cierre de ventas y de cómo utilizarlos en estética. Empecemos

 

El cierre presuntivo:

El cierre presuntivo se centra en asumir que el cliente ya ha aceptado comprarte. Implica utilizar palabras como "cuando" o "después" en lugar de "si" Por ejemplo, al cerrar una venta de servicios de estética como microblading, un cierre presuntivo podría sonar así: "¿Cuándo te gustaría reservar tu cita?" Este tipo de cierre da por sentado que el cliente ya ha decidido comprar tu servicio y sólo está pensando en cuándo debería reservar su cita.

 

El cierre alternativo

El cierre alternativo ofrece dos opciones diferentes para que el cliente elija. Anima a los clientes a tomar una decisión dándoles dos opciones entre las que pueden elegir. Por ejemplo, si vendieras un kit facial con suero, tónico e hidratante, un cierre alternativo podría sonar así: "¿Prefiere el paquete básico con sérum y tónico o el paquete de lujo con los tres productos?" Este tipo de cierre da a los clientes dos opciones diferentes para que puedan tomar una decisión informada sin sentirse abrumados por demasiadas opciones.

 

El cierre para llevar

El cierre para llevar funciona ofreciendo a los clientes algo único o exclusivo si deciden comprar de inmediato. Por ejemplo, si vendieras un kit de maquillaje con pintalabios y sombra de ojos, un cierre para llevar eficaz podría sonar así: "Si lo compras hoy, te regalo una prebase de ojos para que la sombra no se te corra en todo el día" Este tipo de cierre incentiva a los clientes ofreciéndoles una oferta especial si deciden comprar inmediatamente en lugar de esperar hasta más tarde.

 

El cierre suave

El cierre suave está diseñado para dar a los clientes tiempo para pensar en su decisión antes de comprometerse a ella. Consiste en entablar una pequeña conversación después de presentar tu oferta y luego pedirles su opinión sobre lo que piensan de ella. Por ejemplo, después de presentar un paquete de extensión de pestañas en un salón de estética, un cierre suave eficaz podría sonar así: "¿Qué te parece nuestro paquete? ¿Se adaptaría a tus necesidades? Este tipo de técnica de cierre da a los clientes tiempo para considerar su decisión antes de comprometerse en un sentido u otro, al tiempo que les deja espacio para negociar si es necesario.

                                         
Conclusión: 

Cerrar ventas no siempre es fácil, pero por suerte existen varias técnicas diferentes que pueden ayudar a hacerlo más fácil. Desde el cierre presuntivo, que da por sentado que ya han aceptado comprarte; el cierre alternativo, que ofrece dos opciones diferentes; el cierre para llevar, que ofrece algo único; y, por último, el cierre suave, que da tiempo a los clientes antes de comprometerse; estas cinco técnicas pueden facilitar el cierre de ventas a cualquier empresario de estética o propietario de un salón de cualquier sector Comprendiendo cada una de ellas y cómo funcionan mejor en determinadas situaciones, los empresarios pueden asegurarse de que sus argumentos de venta tengan éxito en todo momento.

 

 

 

BEATRIZ H.
@BEATRIZ.PROFESIONAL
CEO Y FUNDADORA DE BLINK PROFESSIONAL®

Deixe um comentário

Tenha em atenção que os comentários precisam de ser aprovados antes de serem exibidos