¿Cuidas la experiencia de tus clientes? Diferénciate de la competencia.

No eres el primero en tu área, eso es obvio. Entonces ¿Cómo puedes diferenciar tu empresa de las demás que hacen lo mismo?

  • Ofrecer una cortesía a tus clientes mientras esperan su turno
  • Que tus instalaciones les permitan disfrutar no solo de un buen resultado sino de una experiencia distinta
  • Preocuparte por como se sienten cuando te visitan te hace diferente.

¿Tu estudio cuenta con algo de esto?

Si no tienes una respuesta positiva te dejamos algunas ideas para que marques la diferencia en la experiencia de tus clientes.

Repetir lo que todo el mundo hace es cómodo y "seguro", pero es necesario cambiar la forma de ver las cosas y dar un paso diferente. Sabemos que se necesita valor, sin embargo, concentrarse en algo que creas que tu competencia es deficiente o no hace en absoluto, es una guía fácil de como salir del patrón. 

Presta atención a tres puntos importantes cuando te visita un cliente.

1. Recibimiento

¿Alguna vez te atendieron tan bien en un negocio que sólo por ese factor le tienes un cariño a esa empresa?

Pues recuerda que el secreto no está tanto en lo que vendes, sino en cómo lo vendes.

La atención personalizada y la relación cercana con tus clientes es de gran valor. A la hora de hablar con ellos trata de hacer buenas preguntas y ser proactivo/a, que note que no buscas venderle lo que sea y como sea, sino que de verdad te interesas en ofrecerle la mejor solución para sus necesidades. 

No es igual ser recibido con un inexpresivo "Buenas tardes" que con un "Hola, ____ ¿Cómo te va? Que alegría volver a verte"

Tener un alto nivel de servicio es una excelente forma de diferenciarte de tu competencia. A la larga los clientes quieren ser bien atendidos y este es un factor clave al momento de elegir una u otra empresa.

2. La experiencia

Presta atención a los detalles, esos que no te dicen, pero que todos notan, mejóralos y comunícalos.

Pregúntate cosas como estas:

  • ¿Son cómodas las sillas donde tus clientes esperan su turno? 
  • ¿Hace mucho calor/frío en algún lugar específico de tu estudio?
  • ¿Pueden ir tus clientes con acompañantes? ¿Cómo es el sitio donde esperan?
  • ¿Llamas a tus clientes por su nombre?
  • ¿Hay música de ambientación?
  • ¿Tienes conexión wifi?
  • ¿Hay alguna cortesía para tus clientes?

 

Podríamos hacer una lista infinita de detalles que mejoran una visita al salón, sin embargo, cada aso es distinto.

Te recomendamos pedir opiniones a tus clientes más antiguos o a tu equipo respecto a la experiencia en tu estudio y sobre que quisieran agregar a ella, no tengas miedo de conocer opiniones, esto te hará crecer.

Haz que tu cliente se sienta cómodo, tanto que no quiera salir de tu estudio, recuerda que hay tratamientos tardíos así que haz de la estancia de tu cliente toda una experiencia.

Por ejemplo, puedes ofrecer cortesías (café, galletas, zumos) a tus clientes cuando se acerque la hora de la comida o merienda, eso les hará sentir más cómodos y sin duda mejorara su experiencia y el posicionamiento de tu estudio.

3. El cuidado posterior

Sí, debes cuidar a tu cliente después de realizar una venta, pues tu relación con él no se acaba cuando se marcha de tu estudio, en ese momento recién comienza. 

Agradecer la fidelidad de tus clientes es una apuesta segura.

Puedes apuntar la fecha de su cumpleaños y tener un detalle con ellos ese día, desde un mensaje con tus buenos deseos hasta algún tipo de regalo en su próxima visita.

Siempre atiende a tus clientes como te gustaría ser atendido, y recuerda capacitar a tu equipo para que todo tu negocio esté en armonía cuando a la atención del cliente se refiere.